Modelos de negocio innovadores: leasing operativo con tecnología

Se sabe que las fintech (empresas que prestan un servicio financiero con un componente tecnológico o digital) están creciendo porque encuentran espacios de demanda desatendidos (o mal atendidos) por la industria tradicional de la banca o los seguros. Lo que no se analiza muchas veces es precisamente por qué existen estos segmentos de demanda con escasa o nula atención. La principal razón son los cambios cada vez más frecuentes en patrones de consumo tanto en personas como en empresas, lo cual conlleva el desarrollo de nuevos modelos de negocio en distintas industrias.

Por ejemplo, hasta hace algunos años era un dogma financiero que la acumulación de activo fijo era sinónimo de fortalecimiento patrimonial. Hoy esto está lejos de ser cierto por varios motivos. El primero, es el hecho que no todo activo fijo genera el mismo valor en el tiempo. Claramente una cosa es acumular terrenos o inmuebles y otra cosa es hacerse de activos de rápida obsolescencia como las computadoras. Por ello, los activos tecnológicos están encontrando su propio espacio de gestión dentro de las empresas, ya no a través de la compra sino del alquiler, vía un renting de corto plazo o un leasing de mediano plazo.

La banca se especializó por obvias razones en el leasing financiero, es decir, en el alquiler de activos para luego comprarlos, pero esta solución nunca se pensó para activos de corta duración donde al cabo de pocos años el bien ya no valdría nada. Es que una laptop en solo un año queda desfasada por los avances de la generación de los procesadores y la mayor demanda de memoria gráfica.

A lo anterior se suma otro cambio corporativo: las empresas ya no buscan tener solamente un “activo en alquiler”, sino contar con un “servicio de alquiler de activos”, es decir, demandan una atención exclusiva para la solución de sus necesidades. De hecho, este cambio de enfoque hacia un servicio hecho a la medida está ocurriendo en casi todos los segmentos corporativos. Ya no sólo las personas quieren atención personalizada o una experiencia de compra diferente, sino también las empresas.

Estos cambios (la gestión financiera de activos y la demanda de servicio de calidad) ha generado entonces un nuevo modelo de negocio de alquiler y leasing de computadoras para empresas basado en plataformas digitales que acerquen la solución a los clientes.

Con este nuevo enfoque PuntoComRent se ha convertido en la primera fintech peruana especializada en leasing operativo de computadoras para empresas. En los últimos cuatro años ha atendido a 350 empresas y actualmente tiene 150 clientes corporativos vigentes en renting o leasing de computadoras, con un promedio de 2.5 operaciones por empresa. Recientemente la compañía acaba de lanzar su nueva plataforma digital (www.puntocomrent.com) con el que busca ampliar sus operaciones fuera de Lima.

Afíliate aquí